EDUCACIÓN SUPRANACIONAL

EUROPEAN EDUCATION MONITOR, 2019

EUROPEAN EDUCATION MONITOR, 2019

La Comisión Europea ha presentado hoy la publicación "Education and Training Monitor: EU analysis. Volume 1, 2019.

En las propias palabras de la Comisión  se trata de una obra que pretende hacer un análisis anual sobre la evolución de los objetivos que los países de la Unión Europea se han propuesto en materia educativa. Ayudará a tomar decisiones para la realización de la European Education Area, prevista para 2025, en la que las Competencias Clave de 2018 tendrán un papel determinante.

Los indicadores son fundamentalmente 6:

Participación en la educación preescolar; abandono escolar; rendimiento en las competencias clave, formación de adultos, participación en la educación superior y tasas de empleo de los recién graduados.

España ha hecho grandes logros en todos esos indicadores en la última década. Destaca especialmente en la participación en la educación infantil de 3 a 6 años, casi universalizada y en las tasas de acceso a la universidad (en torno al 40% y en línea con los objetivos marcados por la Unión.

No obstante, todavía nos queda camino por recorrer, por ejemplo en el rendimiento en las competencias clave y en el abandono escolar temprano.

Una mayor atención a la formación del profesorado (inicial y permanente) y el diseño de una vez por todas de un desarrollo profesional docente que le ayude a enfrentar los difíciles retos de un aula contemporánea sería determinante para mejorar en estos indicadores.

Como lo sería también el desarrollo de políticas efectivas a la implantación de las Competencias Clave. La Unión Europea las ha reformulado recientemente, en 2018. Y todavía España, en gran parte por la situación de interina gobernabilidad que padecemos, no ha diseñado ninguna política concreta para su llegada a nuestras aulas. Ojalá este sea un tema prioritario del gobierno que salga de las próximas elecciones. Al menos serían necesarias tres medidas:

- Un nuevo currículo, centrado no sólo en los contenidos sino en la adquisición de competencias y  más flexible para que los centros lo pudieran adaptar de modo que el trabajo multidisciplinar e inter niveles fuera viable. La organización de las asignaturas como espacios estancos ya no es propio de una teoría del conocimiento del siglo XXI ni responde al sentido del aprendizaje permanente propio de un enfoque competencial.

- Un plan nacional de formación de profesorado que abarcara, al menos los aspectos de sensibilización, conceptualización, programación por competencias y evaluación. Son muchos los años que llevamos desarrollando programas de este tipo en determinados claustros y puede asegurarse que es posible implementar las Competencias Clave con la formación necesaria.

- Pero hace falta, además, una mayor autonomía de centros para organizarse de una manera más flexible y poder desarrollar una enseñanza realmente por proyectos multidisciplinares, inter niveles, que pongan en marcha la adquisición de aprendizajes competenciales.


A ver si el nuevo gobierno no pierde más oportunidades...


El documento completo Puede descargarse de modo gratuito en https://ec.europa.eu/education/sites/education/files/document-library-docs/volume-1-2019-education-and-training-monitor.pdf


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: