EDUCACIÓN SUPRANACIONAL

PIERDE LE PEN, GANA EUROPA

La victoria de Macron de oxígeno a la crisis europea... ¡Pero no la resuelve!

Que un europeísta de cabeza y corazón se imponga en las urnas es positivo para los que estamos convencidos que el proyecto europeo de integración merece la pena. Y más si es en unas elecciones presidenciales francesas. En Francia empezó todo. Con la "Declaración Shuman" se inició lo que hoy es la Unión Europea, mediante la apuesta clara de una reconciliación entre franceses y alemanes y un modelo supranacional de gobernanza para los países democráticos del continente. Sin ellos no hay Europeísmo. Si realmente Le Pen hubiera ganado y si, como  decía que haría, Francia abandonaba la Unión, la actual crisis de la UE obligaría a iniciar un tratamiento paliativo terminal. Pero, por fortuna, no ha sido así. La nación de la Revolución que acrisoló los tres valores determinantes de las democracias europeas contemporáneas, Libertad, Igualdad y Fraternidad, y que proclamó precozmente una "Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano", ha decidido seguir apostando por la colaboración internacional en Europa y dejar a un lado la posibilidad de un frexit, con un marcado y rancio sabor a nacionalismo excluyente y a sobreproteccionismo nacional.

Pero esto no resuelve la aguda crisis que sigue aquejando la Unión. Ha evitado su fin, pero no remedia sus males. La tarea de Macron en este asunto es, antes que nada, hacer más pedagogía de Europa. Lograr convencer fuera de sus fronteras, como ha hecho dentro, que el proyecto europeo merece la pena, que aún está vigente y que hay que seguir trabajando por él. Para hacerlo deberá convertir de nuevo a Francia en un motor intelectual de la idea europeísta y trazar caminos audaces, como hizo su compatriota en 1950 para simplificar la asfixiante complejidad institucional europea, para revertir el euro escepticismo y tornarlo en posiciones de euro criticismo constructivo, para devolver a los jóvenes confianza y proporcionarles marcos estables de empleo, para combatir los problemas de seguridad, para dar respuesta a tantas personas que buscan refugio entre nuestros países...

Pero eso ya será mañana... Dejemos que hoy esta victoria nos de un respiro y espante el euro pesimismo siquiera sea por esta noche...

Comentarios

La educación, o mejor dicho, la falta de ella, ha jugado un papel relevante en el resurgimiento de candidatos que esbozan políticas nacionalistas a ambos lados del Atlántico. Parecería inaudito que hoy en día grandes segmentos de la población persista en creer que cerrar fronteras mejorará su calidad de vida, pero sorprendentemente así es. Nada más alejarse de las metrópolis aflora la añoranza fantasiosa de volver a la época de la posguerra. Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt

Añadir un Comentario: