EDUCACIÓN SUPRANACIONAL

POLÍTICA EDUCATIVA DE ORGANISMOS INTERNACIONALES

Análisis de la política educativa de organismos internacionales y su implicación en los sistemas educativos nacionales y en la sociedad donde se inscriben.

LA UNIÓN EUROPEA, PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS A LA CONCORDIA 2017

Escrito por jm-valle 22-06-2017 en Unión Europea. Comentarios (0)

El galardón reconoce el mérito de la Unión como entidad Supranacional valedora de una paz que cumple 60 años

Según indica literalmente el acta del jurado, el merito que ha hecho a la UE ser valedora de este premio a la concordia es haber "logrado el más largo período de paz de la Europa moderna, colaborando a la implantación y difusión en el mundo de valores como la libertad, los derechos humanos, y la solidaridad; estos valores de la Unión Europea proyectan esperanza hacia el futuro, en tiempos de incertidumbre, proponiendo un ejemplo de progreso y de bienestar".

El premio no puede ser más acertado ni llegar en un momento más pertinente. Tampoco podría estar mejor justificado ni expresado de manera más precisa.

El premio es acertado porque la UE ha sido la única instancia supranacional que ha sabido gestionar la paz con éxito, ya durante 60 años, en un continente asolado constantemente por las guerras. Desde las Guerras Púnicas que desde el año 264 a.C hasta el 146 a.C. enfrentaron a Cartago con Roma, hasta el desastre de la II Guerra Mundial, de 1939 a 1945 (la mayor catástrofe bélica de toda la historia de la humanidad), Europa ha sido testigo de contantes enfrentamientos fratricidas (algunos de ellos que asolaron el continente durante generaciones como las dos Guerras de los 100 años o la Guerra de los Treinta años). Y frente a esa realidad que parecía ser una maldición sobre los europeos, ningún europeo vivo hoy menor de 72 años ha padecido una guerra en el marco de las fronteras que hoy constituyen la Unión. Y eso es gracias a la idea de Robert Schuman y Jean Monnet de edificar un espacio de solidaridad internacional basado en la Dignidad Humana como pilar central de un triángulo con tres vértices: la democracia como sistema político, la libertad de mercado como sistema económico y el equilibrio igualdad/libertad como sistema axiológico.

Y llega en un momento pertinente, porque hoy está en tela de juicio el proyecto. Y no es porque no sea bueno. Es porque quienes tienen la responsabilidad de hacerlo funcionar han olvidado precisamente el sentido de concordia supranacional que tiene y lo utilizan en clave nacional, como espacio de negociación donde gana más quien más obtiene del otro, sin pensar que todos ganaríamos más si todos actuásemos de manera armónica.

Es cierto que es momento de mejorar elementos de la Unión que le han restado credibilidad en los últimos tiempos, como la crisis de los refugiados sirios o el hecho de que un país esté negociando retirarse de la Unión. Por eso es bueno ahora recordar lo que se ha conquistado como manera de impulsar la reflexión sobre cómo enmendar los errores recientes. Esos errores que están ahí, sí, pero que no quitan ni un ápice al grandioso mérito de los 60 años de paz que se premian con este galardón. Así se reconoció también cuando en 2012 la UE recibió nada menos que el Premio Nobel de la Paz. Sencillamente, quien no lo entiende así, o bien no conoce la historia de Europa o bien no sabe de qué va el proyecto de la integración europeo. Y de esos hay muchos. Cuando escribo esto no hace ni 24 horas que se sabe este premio y ya se pueden leer algunos artículos como el que aparece en El País bajo el título "¿Dónde demonios está la Concordia en esta Europa?" criticando esta decisión e incluso tachándola de mofa y de premio repulsivo. Lo verdaderamente repulsivo son las muertes de las guerras de Europa (que ya no tenemos) y la verdadera mofa sería la que haría la historia a los europeos si volviéramos a empecinarnos en repetir nuestra sangrienta trayectoria... ¡Gracias, Unión Europea! ¡Bendita Concordia! ¡Felicidades por el premio!

EL CONGRESO ESCUCHA LAS TENDENCIAS EDUCATIVAS SUPRANACIONALES DE CARA AL PACTO EDUCATIVO

Escrito por jm-valle 07-06-2017 en Educación Supranacional. Comentarios (0)

Especialistas en Educación Supranacional comparecen hoy ante la subcomisión parlamentaria para el Pacto de Estado Social y Político por la Educación

Hacen muy bien sus señorías en atender los ineludibles lineamientos que se plantean desde las Organizaciones Internacionales para los sistemas educativos contemporáneos. No hacerlo sería esconder la cabeza, como avestruces obcecadas, a la realidad educativa de hoy, inmersa en una internacionalización que la condiciona. Así intentarán hacerlo ver quienes hoy a las 19 horas comparezcan ante la subcomisión.

El Aprendizaje a lo largo de la vida, las Competencias Clave, los objetivos marcados por la Estrategia para la Educación 2020 de la Unión Europea, la implantación real del Espacio Europeo de Educación Superior, la plena asunción del Marco Europeo de Cualificaciones, etc., son, precisamente, los marcos que deben ubicar nuestra educación para que los españoles que con 3 añitos entran hoy en nuestro sistema educativo pueda participar activamente en la compleja sociedad del siglo XXII a la que llegarán.

Y son esos marcos los que permiten trascender fronteras en un mundo globalizado, superar ideologías sectarias,  y vencer intereses partidistas, para construir una educación alineada con los tiempos y que de una vez por todas en nuestro país consiga incorporar en torno a ella a la compleja pluraridad social y política que es España.

No hacerlo con estos  marcos de referencia supondría encerrarse de nuevo  en planteamientos parciales, miopes, localistas, llamados a cambiar cada vez que gobiernos de diferente color político tengan una aritmética parlamentaria suficiente.

Se hará la comparecencia y se dirán estas cosas... ¿Lo escucharán sus señorías?


¿MEJORAS EN LA EDUCACIÓN ESPAÑOLA?

Escrito por jm-valle 30-05-2017 en Educación Supranacional. Comentarios (0)

Desmontado el tópico de que la educación española cada vez está peor

Con gran acierto, la editorial ANAYA ha publicado una obra bajo el título "Mejoras educativas en España" que desmonta el mito de que la educación española está cada vez peor. En palabras de José Moya y Florencio Luengo, los coordinadores de este libro "No es verdad, por muy evidente que parezca, que el Sol da vueltas alrededor de la Tierra. Ni tampoco es verdad, aunque haya personas interesadas en lograr que lo creamos, que durante las últimas cuatro décadas la educación española haya transitado por un camino de ida y vuelta que, aun produciendo una sensación de cambio, no ha traido ningún avance significativo y, por tanto, nada ha ocurrido en ese tiempo que pueda hacernos pensar  que nuestra educación haya progresado".

Para demostrarlo, a lo largo de sus capítulos, se presentan historias concretas de innovación en centros educativos españoles que han logrado evidentes mejoras educativas en sus alumnos y un impacto positivo en el contexto social donde están inmersos. Relatadas por sus protagonistas directos, se complementan con el análisis de expertos que las ubican en su correspondiente fundamentación pedagógica, ayudando a entender las claves del éxito de estas experiencias innovadoreas de mejora.

Traer a este blog estas historias nos parece de justicia por cuanto muchas de ellas se inspiran en corrientes educativas internacionales como las Competencias Clave, el Aprendizaje-Servicio o la Educación Cívica...

Experiencias como esas demuestran que, sin perder el vínculo con la realidad contextual más próxima, cuando los centros escolares superan la miopía que les lleva a no ver más allá de la norma cerrada y el estándar curricular, y son capaces de abrirse a las grandes tendencias educativas supranacionales, dan un salto de calidad en su quehacer docente que redunda en mejoras significativas.

Hacerlo no siempre es fácil, pero el primer paso es ser conscientes que la escuela de hoy no puede quedarse exclusivamente en la realidad local sino que, en el contexto de una ciudadanía globalizada, formar ciudadanos hoy es prepararles para un futuro internacional... Y a ello ayudaría mucho atender más y mejor a las ideas educativas que se proponen en los marcos institucionales de carácter supranacional...


LA POLÍTICA EDUCATIVA DE LA OCDE

Escrito por jm-valle 16-05-2017 en Educación Supranacional. Comentarios (0)

Nuevo libro que analiza la política de la OCDE

Acaba de publicarse el libro titulado The Impact of the OECD on Education Worldwide. Ha sido escrito por varios autores, todos de experiencia directa en esas políticas o expertos analistas sobre ellas, y es el volumen 31 de la serie “International Perspectives on Education and Society”, editada por Alexander Wiseman en la editorial emerald.

Toda la información está disponible en este enlace:

http://www.emeraldinsight.com/doi/book/10.1108/S1479-3679201731


67 AÑOS DE UNIÓN EUROPEA... ¿PEDAGOGÍA O PETANCA?

Escrito por jm-valle 09-05-2017 en Unión Europea. Comentarios (0)

Unión Europea... ¡Cumpleaños feliz!

Hoy 9 de mayo la Unión Europea celebra un nuevo cumpleaños. Y, crisis o no crisis, ya van 67. En efecto, fue el 9 de mayo de 1950 cuando Robert Schuman presentó la Declaración que lleva su nombre.

Es cierto que no pasa por su mejor momento. Tiene muchísimos achaques. Algunos son sociales y humanitarios, como la crisis de refugiados, o el número de personas en situación en pobreza y a las que no es capaz de dar alternativas. Otros son económicos, financieros y fiscales, como la falta de armonización fiscal, un euro que se debilita poco a poco frente al dólar, un crecimiento estancado o un desempleo lacerante, especialmente entre los jóvenes. También los hay políticos e institucionales, como el complejo entramado de toma de decisiones, la falta de confianza en sus instituciones, la salida del Reino Unido, el auge de los partidos que en algunos de sus estados, y desde el radicalismo de izquierda y de derecha, cuestionan su existencia y proponen su liquidación. Por otro lado, los problemas de seguridad internos (terrorismo) y externos (conflictos entre sirios, rusos y ucranianos, palestinos y judíos, norcoreanos y estadounidenses, turcos y chipriotas, etc.) amenazan la tranquilidad de nuestra convivencia y ponen en riesgo nuestra libertad. Además, su identidad cultural se difumina por unas sociedades cada vez más plurales y de nacionalidades mezcladas; y su mapa axiológico se diluye entre la escasa ilusión que sus valores despierta en algunos y el escepticismo que provocan en la mayoría.

Pero hay que perseverar en la idea a pesar de todo. Y hay que hacerlo porque es una idea que, por encima de cualquier otro objetivo, su fin es la paz entre los pueblos de Europa, la cooperación solidaria entre sus naciones y el progreso de todos hacia un mejor estado del bienestar. Suena utópico, pero si por algo merece la pena trabajar es por las utopías... Lo demás, ya está conseguido.

Y ese es el principal problema. La Unión Europea adolece un problema de identidad. Hemos olvidado que ése es su verdadero sentido.

Puede que hoy, ya a sus 67, Europa padezca ligeras pérdidas de memoria. Le cuesta reconocer qué ha sido y qué es. Es, por eso, momento de reafirmarse constantemente, de repetir con insistencia, para no olvidarlo, la firme determinación de alcanzar los objetivos para que fue creada.

Para superar esos lapsos de memoria, sería importante profundizar en un tipo de integración que está poco trabajada en el ámbito de la Unión: la armonización educativa. A pesar de que existe una estrategia de educación y formación para el año 2020, que se han establecido las competencias clave o que programas como ERASMUS generan entre los jóvenes el sueño de una identidad europea, la Unión debiera fortalecer más su presencia en la escuela y el currículo debiera europeizarse más. Es difícil en los tiempos contradictorios que corren, donde la globalización convive con nacionalismos estatalistas y proteccionistas, pero fomentar la idea del proyecto europeo como uno de los hitos más destacables en la historia de nuestro continente y defender los valores sobre los que se edificó sería vital para superar, de una vez, esta crisis.

Podemos hacer eso o podemos seguir jugando a la petanca…